Nuestro caracol

Caracoles Gatika ofrece un caracol de una calidad excelente, criado en un entorno natural lejos de cualquier contaminación y mimado desde su nacimiento, hasta su comercialización. Trabajamos con la variedad Helix aspersa, también conocida como caracol de campo, petit gris o bovér.

Las principales características de nuestro caracol son:

Trazabilidad

El Caracol del Gatika nace, crece y engorda bajo unas excelentes condiciones ambientales, alejado de contaminantes.

Su alimentación es también controlada en cada una de la fases de su vida y está pensada para que el caracol crezca sano y libre de químicos y metales pesados.

Carne Blanca

Al ser alimentando con un pienso especial para caracoles y basado en cereales como el maíz, la soja o el trigo nuestros caracoles presentan un pie blanco a diferencia de los de campo que es verde. Esto nos indica que el caracol es de granja y que ha sido alimentado de manera controlada..

Pienso específico

El pienso con que alimentamos a nuestros caracoles está compuesto fundamentalmente de cereales como maíz, trigo, soja y cebada. Es un pienso testado y que ha pasado todos los controles.

Concha dura

Los Caracoles Gatika tienen una concha dura, indicativo de su buen estado de salud y de una alimentación adecuada. A la hora de cocinarlos sus conchas no se resquebrajarán echando a perder el plato.

Sabor limpio

Algunas veces los caracoles silvestres o alimentados con algunos tipos de verduras, presentan un regustillo amargo cuando son cocinados. Eso no pasa con los Caracoles Gatika. Gracias a su cuidada alimentación nuestros caracoles presentan un sabor neutro, limpio que marida a la perfección con cualquier tipo de salsa o cocinado.